Algo de mí...

Mi foto
Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina
María Cecilia Basciano tiene 44 años y trabaja en el Poder Judicial. Pero tiene otras vidas. Escribe desde los 12 años y ha recibido numerosos premios y distinciones en poesía y cuento, habiendo publicado en diferentes antologías. Ha incursionado en la fotografía y la pintura, esto último como un nuevo desafío artístico. Utiliza la escritura como un medio para expresar sentimientos y sensaciones y a su vez fantasea con el lector en la rueda de metáforas que colorean sus trabajos. Expresa en sus poemas y fotografías los más humano del ser humano. Pertenece a la Sociedad de Escritores Argentinos (SADE) y ha formado parte de otras entidades literarias. Integró la Comisión directiva de la entidad “Arte Joven Mar del Plata” de la cual fue una de sus fundadoras, en la que se realizaron diversas actividades culturales. Actualmente posee más de doscientos trabajos. En el año 2011 editó su primer libro de poesías "Cómo explicarte soledad...". La escritora se sitúa en la contradicción que enfrenta lo terrenal y cotidiano con la incansable búsqueda de pasión.

martes, 12 de marzo de 2013

OBSCENIDAD


 

Usurpada careta

que desangra tu fe prestada...

 

En la creencia escéptica de tu hoy

lamentos de pasados sumergidos

aletean en tus venas.

Y el líquido infecto de truncos deseos

manifiesta en pupilas dilatadas

sequía de angustias.

Palabras absurdas (o no...)

aumentan el placer racional

de mi vuelo agonizante,

y mis alas atoradas

en la tierra barrosa de tu mente

sueñan obscenas

con el goce original de mi comienzo.

Añoro el pecado insolente,

la explosiva sacudida

que comulga con el destierro terrenal.

Aderezo de especias olvidadas

anuncian palpitante

la prorrogada herejía corporal.

Abandono la negrura reprimida

que macabra instaba a mi control... a mi muerte.

Desbocada

mis manos reencuentran los sentidos,

liberando el recorrido de mi grito.

Y en labios de horas presentidas

renazco en el imán desconocido del alba,

escuchando en la voz de mis latidos

el aliento embriagado de  la vida.

 

1 comentario:

  1. Ceci, muy sentido y hermoso, tu poema. Te re felicito y te abrazo. Gastón

    ResponderEliminar