martes, 12 de marzo de 2013

OBSCENIDAD


 

Usurpada careta

que desangra tu fe prestada...

 

En la creencia escéptica de tu hoy

lamentos de pasados sumergidos

aletean en tus venas.

Y el líquido infecto de truncos deseos

manifiesta en pupilas dilatadas

sequía de angustias.

Palabras absurdas (o no...)

aumentan el placer racional

de mi vuelo agonizante,

y mis alas atoradas

en la tierra barrosa de tu mente

sueñan obscenas

con el goce original de mi comienzo.

Añoro el pecado insolente,

la explosiva sacudida

que comulga con el destierro terrenal.

Aderezo de especias olvidadas

anuncian palpitante

la prorrogada herejía corporal.

Abandono la negrura reprimida

que macabra instaba a mi control... a mi muerte.

Desbocada

mis manos reencuentran los sentidos,

liberando el recorrido de mi grito.

Y en labios de horas presentidas

renazco en el imán desconocido del alba,

escuchando en la voz de mis latidos

el aliento embriagado de  la vida.

 

1 comentario:

  1. Ceci, muy sentido y hermoso, tu poema. Te re felicito y te abrazo. Gastón

    ResponderEliminar

Esperas en amenazante ignorancia. La mirada obstinada asume la hostilidad tácita de agujas que entrometen su curso enrostran...